Publicidad
Cultura · 9 de Septiembre de 2021. 07:43h.

Contra Javier Cercas y la secta de la Tercera Vía (I)

A la contra

Contra Javier Cercas y la secta de la Tercera Vía  (I)

El rey Felipe VI y Javier Cercas. Foto: Casa de S.M. el Rey

A LA CONTRA.

I.

“No es que me hayas mentido lo que más me conmueve, sino que yo jamás te volveré a creer” Friedrich Nietzsche.

 

El afamado escribidor se ha convertido para buena parte de la opinión pública española e incluso internacional, en un conspicuo analista de lo acaecido en Cataluña, durante estos turbulentos años conocidos bajo el eufemismo kafkiano del proceso catalán, hasta tal punto que S. M. el rey Felipe VI le bebe los vientos. Los independentistas le han convertido en blanco de sus improperios y objeto de un acoso mediático que le ha conferido una aurea de víctima, tras haberse ido a enseñar el tipito en TV3, recolectando las oportunas muestras de solidaridad en los más diversos paisanajes, confiriéndole si cabe mayor relumbrón sobre todo en Madrit y áreas de influencia de El País.

No resulta, por tanto, en modo alguno baladí su columna del pasado 10 de julio en El País Semanal. Con el título de “El apaño de Jordi Pujol”, glosaba el reciente libro-entrevista de Vicenç Villatoro con Jordi Pujol titulado Entre el dolor i l’esperança [Entre el dolor y la esperanza] (Editorial Proa, 2021), que ha sido tildado por algunos de los exégetas del ex presidente de la Generalitat como su testamento político, lejos de aquella decretada “muerte política” cuando se hizo pública la llamada “confesión”.

Javier Cercas se colocaba nítidamente bajo la advocación de quien fuera presidente de la Generalitat y defraudador confeso de la Hacienda pública durante le minucia de treinta y cuatro años ininterrumpidos. Todo ello coincidiendo con una bien orquesta campaña de blanqueamiento del anciano líder del nacionalismo en La Vanguardia -incluida una portada trucada en dónde Pujol sin gafas le señala con el dedo el periódico a su esposa, aquejada de Alzheimer en una imagen patética-, con loor de verdadero hombre de Estado y un enaltecimiento de Pujol sin parangón posible, hasta el punto de que cabe preguntarse por las verdaderas razones de semejante inaudita campaña publicitaria.  ¿Alguien se imagina un diario de Madrid con Rodrigo Rato en la portada y explicando, por ejemplo, el reparto de los fondos europeos que llegan a España tras la pandemia?

No creo que existan dudas razonables de que, para poder desarrollar el plan secesionista, los independentistas necesitaban que se cumplieran tres requisitos previos, amén de otras circunstancias favorables. En primer lugar, el cese de las actividades terroristas de ETA -la entrevista de Carod Rovira en Perpiñán fue toda una premonición-. En segundo lugar, que el diario de referencia en Cataluña condescendiera amablemente con el desafío al Estado -la idea de que el director José Antich secuestró la línea editorial de La Vanguardia a la voluntad del Conde de Godó, es inverosímil-. Y por último que Pujol se mostrase favorable a la independencia, tal como sucedió en su conferencia ¿Residuales o independientes? (29 de marzo del 2011) o en la famosa entrevista de Jordi Évole en el Tagament (4 de marzo del 2012) para que se enterarse toda España y en la cual al perspicaz periodista no se le ocurrió preguntarle por Banca Catalana.

 

Continuará .... 

 

Manuel Trallero 

 

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Pan con tomate y jamón ibérico, En las nubes tocando la flauta, 09/09/2021 - 13:49

"tras haberse ido a enseñar el tipito en TV3..."

Lamentable crítica con su punto de envidia... también se podría decir que el sr. Trallero viene a lucir su careto sociata... al
e-Notícies.