Publicidad

Descubierto un artista catalán olvidado por la historia

El maldito

La historia es la de Florenci Bosch y Tubau (San Andrés de Palomar. Barcelona, 1899 - Montevideo, 1954), un poeta, dramaturgo, actor y director de teatro, y pintor paisajista de la escuela de Olot. Vecino de Gracia, dejó de escribir cuando la dictadura de Primo de Rivera prohíbe hacerlo en catalán y cierra el Ateneo del que formaba parte. En plena Guerra Civil comienza a pintar de manera autodidacta. Durante los años cuarenta y principios de los cincuenta se da a conocer en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes y multitudes de exposiciones en las principales galerías de arte de Barcelona. En 1952, cuando su pintura empieza a ser reconocida, emigra a Uruguay. En Montevideo comienza de nuevo y su obra es admirada y cuelga del Museo de Bellas Artes Juan M. Blanes. En Cataluña empieza el olvido. Este libro es la memoria de este olvido.

El autor, José Luis Muñoz Díaz (Barcelona, 1972) es un historiador y divulgador que vive en Sant Andreu de Palomar, a pocos metros de donde nació un olvidado Florenci Bosch y Tubau. Es colaborador habitual de diferentes medios de comunicación y es un experto en la difusión del patrimonio. El autor, al encontrarse por casualidad con un cuadro del pintor en una subasta, decide investigar quién está detrás del cuadro. Su investigación le lleva a conseguir sacar a la luz documentación inédita, contactar con Nuria Álvarez y Bosch, nieta de Florenci, en Montevideo y sobre todo a recuperar la memoria de un olvido.

El libro "Florenci Bosch y Tubau. Memoria de un olvido" permite dar a conocer un personaje singular totalmente olvidado en nuestro país y que representa a una generación en la que dos dictaduras, una guerra, el exilio o la emigración condenaron al olvido.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad