Publicidad
Cultura · 29 de Marzo de 2021. 09:10h.

La otra secesión

Emilio Ablanedo ve similitudes entre el proceso y la Guerra Civil americana

La otra secesión

Emilio Ablanedo

Emilio Ablanedo (Avilés, 1971), que fue subdelegado del Gobierno durante seis años en Barcelona y Tarragona en los momentos álgidos del proceso, ve similutades entre este y el conflicto que desembocó en la Guerra Civil americana.

Letrado superior de la Seguridad Social y aficionado a la historia acaba de publicar “Confederación. Los Estados Confederados de América (1861-1865)” (Actas Editorial) un tomo de cas 600 páginas en el que se aborda el conflicto bélico. Nada habitual para alguien nacido en Asutrias (1971) y que ahora reside en Madrid.

La obra no solo describe los aspectos militares, los más conocidos, sino también los políticos. De hecho se remonta al nacimineto de Estados Unidos y la esclavitud en la Constitución americana. “Los prejuicios raciales de la época -escribe- estaban muy marcados, y los sureños no sólo consideraban a los afroamericanos inferiores sino que también los tenían por salvajes carentes de cualquier tipo de civilización y de cultura”.

 

 

Cuando se aprobó la Constitución de los Estados Unidos (1787) se permitió el tráfico de esclavos pero sólo durante los 20 años siguientes. En 1807 se aprobó una ley federal que prohibía “esta práctica habitual e inhumana” lo que, paradójicamente, encareció su precio.

Ablanedo considera sin embargo, en una entrevista con e-notícies, que con los parámetros actuales “Lincoln podía ser considerado un racista” aunque fue el “coloso que hizo freno a la recesión".

Incluso, en su opinión, “el Sur podía haber ganado la guerra” si, por ejemplo, hubiera tenido éxito la famosa carga de Pickett en la batalla de Gettysburg, “El Sur no quería conquistar el norte, quería crear un estado de descontento en la opinión pública que permitieron la secesión de los estados confederados y se reconocimiento por las potencias extranjeras”. “No hay que olvidar -añade- que en esa época Francia estaba en México”.

También considera que hay similitudes entre el proceso catalán y la Guerra Civil americana aunque no, por supuesto, en los aspectos bélicos. “Los estados sureños llegaron a crear también estructuras de Estado y, hasta que Lincoln llegó al poder, les dejaron hacer”. “También galvanizaron la opinión pública en contra del Norte”, prosigue.

nordista.jpg

El autor, durant su visita a Gettysburg, con una chaqueta nordista que le dejó un figurante 

Uno de los capítulos del libro analiza precisamente las semblanzas. Hay otros también, ya hacia el final de la obra, en el que describe las causas de la derrota, la reconstrucción tras la guerra o el legado de la Confederación. Incluso en el cine o la literatura.

El autor explica que su interés por la temática empezó precisamente con los cines pero los confederados “siempre se veían como algo lejano: eran los malos” y culminó hace años con un recorrido turístico en pleno verano por los escenarios del conflicto, incluido Gettysburg, que casi puso a prueba -explica con sentido del humor- su matrimonio./ Un reportaje de Xavier Rius.

Publicidad
Publicidad

7 Comentarios

Publicidad
#7 Joan del Bages, Manresa, 30/03/2021 - 21:45

Quin un aquest Ablanedo. Vagi donant idees ... Segur que els indepes aplaudiran amb les orelles la simimitud que planteja. Però qui li deuria donar el càrrec a la subdelegació del govern a Barcelona wuan governava el Pp ? La Sànchez Camacho ? En tal cas com deia el gran Schuster "No hase fslta desir nada más". Quanta feina et queda Alejandro Fdez

#6 Onofre de Dip, Barcelona, 29/03/2021 - 12:51

Gettysburg fue una inyección de moral para el Norte. Pero el punto de inflexión es la caída de Vicksburg y el control sobre el Mississippi. Después de eso, las esperanzas de Davis era provocarle a Lincoln tales problemas como para que la opinión pública yanqui votara en las elecciones de 1864 a MacLellan, partidario de una paz negociada.

#5 Onofre de Dip, Barcelona, 29/03/2021 - 12:38

Hay otra similitud entre el Sur y Cataluña: las élites insurgentes de ambos territorios quisieron dar un golpe de estado incruento o, todo lo más, con poca efusión de sangre, como si fuera un "fait accompli". Y queda claro que ambos subestimaron la determinación y fuerza de sus respetivos estados a la hora de mantener su integridad.

#4 Onofre de Dip, Barcelona, 29/03/2021 - 12:28

La Guerra de Secesión estalló, desde luego, debido al problema de la esclavitud, de la imposibilidad de llegar a un nuevo compromiso en torno a ella. Sin esclavitud jamás se hubiera producido un conflicto armado entre el Norte y el Sur, aun con todas las tiranteces que pudiera haber entre las dos secciones del país.

#3 Onofre de Dip, Barcelona, 29/03/2021 - 12:24

Una similitud es la debilidad de ambos nacionalismos. El sudista no tuvo suficiente consistencia. Muchos rebeldes lucharon solo por mantener la esclavitud sobre la que se sostenía su economía y por los derechos de sus estados. El sentimiento de "confederación" era vago. Por su parte, el catalán no se planteó la secesión por las armas.