Publicidad
Cultura · 16 de Octubre de 2020. 18:07h.

La verdad de Ciutat Morta

Carles Martí, exconcejal del PSC: "El personaje principal no era una víctima, era un agresor"

La verdad de Ciutat Morta

Un fotograma del documental 'Ciutat Morta'

El ex primer teniente de alcalde de Barcelona, Carles Martí, ha manifestado en una entrada en su blog que el documental Ciutat Morta, que aborda la condena de cinco personas por el intento de homicidio del agente de la Guardia Urbana en el denominado caso 4F, "ha muerto" después de que Rodrigo Lanza haya sido condenado a veinte años de prisión por matar a un hombre en diciembre del 2017 al salir de un bar de Zaragoza con los agravantes de dolo eventual y motivos ideológicos y la atenuante de embriaguez y del cierre de la productora Metromunster.

Martí, que era concejal del Distrito de Ciutat Vella cuando ocurrieron los hechos, recuerda que un agente de la Guardia Urbana de Barcelona "fue brutalmente agredido" y que por estos hechos "varias personas fueron detenidas y puestas a disposición judicial iniciándose un proceso que en 2008 las condenó a diferentes penas de prisión". También explica que Metromunster, la productora del documental, "se declaraba a sí misma al servicio del movimiento social y artístico alternativo y antisistema". En este sentido, destaca que entre sus "principales miembros" contaba con la actual diputada de la CUP, Natalia Sánchez.

Carles Martí dice que la tesis del documental seguía los "argumentos de los impulsores de la campaña 'Des-muntant el 4-F' con la madre de uno de los procesados al frente". En este sentido, subraya que "todos los argumentos del documental en favor de los condenados eran pues los mismos que sus abogados habían esgrimido ante los tribunales y por tanto habían quedado refutados por todas las actuaciones judiciales". Sin embargo, expone que cinco años después del juicio se produjeron dos hechos "que les daban nuevos elementos en favor de la tesis conspirativa": "otra de las personas procesadas, Patricia Heras, se había suicidado durante un permiso penitenciario y dos de los compañeros del agente agredido, que habían llevado parte de las diligencias y testificado en el juicio, tenían ahora ellos una condena por torturas a un detenido y encubrimiento de sus actos".

El ex dirigente socialista destaca que "es con este nuevo contexto incorporado al relato audiovisual, que el documental arranca su difusión". Tras presentarlo en un cine okupado de Barcelona y obtener un premio en el festival de cine de Málaga de 2014, el documental "empieza a correr por las redes sociales en ámbitos cada vez más amplios que van otorgándole una áurea de gran trabajo de investigación con un poderoso mensaje social".matys.jpg

Martí acusa Barcelona en Comú y la CUP de convertir el documental "en un arma político-electoral" y cuestiona que TV3 la emita después de hacer una "fuerte promoción" y que, posteriormente, "decide estirar tanto como puede el hilo de la impacto de su emisión. "Intelectuales y periodistas de larga y prestigiosa trayectoria añaden sin complejo a las voces oportunistas ya las voces programadas de A. Colau, J. Asens, P.Iglesias, D. Fernández y de muchos otros políticos (recuerdo por ejemplo G. Rufián o la dirigente de Ciudadanos en Cataluña Sonia Sierra) que piden justicia y hacen una enmienda a la totalidad de nuestro sistema institucional rasgándose las vestiduras", lamenta.

Otro aspecto que pone de relieve Martí es el premio Ciudad de Barcelona que recibe el documental el año 2015 y que tanto el Ayuntamiento como el Parlament aprueban "la petición expresa y directa al poder judicial de volver a reabrir el caso de acuerdo con el que formula el documental, obligando al TSJC a una respuesta por escrito reprobatoria del legislativo también sin precedentes". Dos años después, en 2017, Rodrigo Lanza es detenido por la muerte de un hombre en salir de un bar de Zaragoza y que este 2020 "ha sido condenado por el tribunal a veinte años de prisión por asesinato".

"Finita la comedia, primera estocada de muerte al documental. El personaje principal ya no se sustenta: no era una víctima, era un agresor y además reincidente", sentencia. "A partir de ahí -señala- el castillo de naipes se derrumba y queda claro que el film no era ni la revelación sensacional de una conspiración que ejemplifica la corrupción del sistema ni siquiera la crónica exagerada de un error judicial sino un ejercicio de propaganda sin escrúpulos que no duda en utilizar el suicidio de una persona y manipular los hechos para construir una historia falsa de buenos y malos al servicio de una ideología".

Jordi Martí añade que "en verano de 2020 la productora Metromunster anuncia su cierre" a través de una carta pública, donde pide "excusas a sus seguidores, justifica la medida en que uno de sus dos impulsores, y co del documental, ha tenido durante los últimos tiempos comportamientos (acosos sexuales y laborales, manipulaciones contables...) tanto absolutamente impropios e incompatibles con las bases fundacionales del proyecto que ha destrozado y vuelto inservible la productora como vehículo de iniciativas de transformación social".

"Segunda estocada de muerte, definitiva. Ya no hay debate: la trampa y el cartón no eran sólo el documental sino a la productora que lo diseña y crea. En el filme no le queda ni una brizna de credibilidad y a sus creadores tampoco. No se lo creían, sabían que era mentira". "El documental Ciutat morta ha muerto, él sí que era el fruto corrupto de una conspiración, de una manipulación", concluye.

Publicidad
Publicidad

10 Comentarios

Publicidad
#11 Íñigo, Palm, 19/10/2020 - 12:55

Para cuando la rectificación de la Otero si es que fue engañada y entrevista a los verdaderas victimas. Al policía y a los familiares del fallecido. Venga Julita haz periodismo para variar...

#9 pepe, andorra, 18/10/2020 - 11:28

si quieres saber quien monta todo esto, sigue el dinero.....Claro q tambien, ademas de seguir el dinero, hacen falta periodistas de raza y no gacetilleros y correveidiles del tres al cuarto y q ademas siempre estan al servicio del señor feudal.

#8 El morochino multicultural, Tombuktú, 18/10/2020 - 09:58

Todos los antisociales deberían de ser reeducados por el bien de la sociedad....

#7 Sergi Sergio, Barcelona, 17/10/2020 - 14:15

Lo que muchos ya sabiamos, esta gentuza se dedica a manipular e intoxicar, es solo un ejemplo mas de todo lo que hacen, ahora que ya son casta y estan en el poder se descojonan de todos, colocan a su gente, los subvencionan a base de bien y mientras Barcelona hundida ya esta muy cerca de ser Ciutat Morta, todo un exito.

#6 Soloesmiopinion, Tabarnia, 17/10/2020 - 11:32

La verdad no importa. Toda esta chusma seguirá pensando que el asesino Lanza es una pobre víctima, y estarán orgullosos y conformes con sus tropelías.