Publicidad
Cultura · 13 de Abril de 2022. 17:01h.

Los ‘malos’ catalanes

Un libro sobre los que también se sienten españoles

Los ‘malos’ catalanes

Ricardo García Cárcel y María Ángeles Pérez Samper, durante la presentación de "Semblanzas catalanas" en la Librería Byron de Barcelona

Tengo un inmenso respeto por el historiador Ricardo García Cárcel (Requena, Valencia, 1948) aunque sospecho que no debe ser del agrado de la historiografía oficial que se practica actualmente en Catalunya.

En primer lugar porque es discípulo del malogrado Joan Reglà (1917-1973), el mejor mediovalista catalán del siglo XX después de Vicens Vives, al que un cáncer prematuro -como todos los cánceres- se llevó en la plenitud cuando no había llegado a la sesentena.

Y, en segundo lugar, porque su “Historia de Cataluña siglos XVI-XVII”, en dos volúmenes, dan algunas claves de la Catalunya actual aunque sean de los años 80. También sobre las batallas entre historiadores que se avecinaban.

Ahora García Cárcel, junto a María Ángeles PÉrez Samper (Barcelona, 1949), acaban de publicar “Semblanzas catalanas. La Cataluña plural en la España global” (Cátedra, 21,95 euros)

Pérez Samper tiene, entre otras obras, el “Catalunya i Portugal el 1640: Dos pobles en una cruïlla” (Curial, 1992) pero a un precio prohibitivo incluso de segunda mano: 375 euros.

El nuevo libro recoge los perfiles elaborados por diversos autores -de historiadores com Carlos Martínez Shaw o Andreu Navarra a periodistas de la talla de Màrius Carol, Daniel Arasa o Sergi Doria- sobre los otros catalanes.

Aquellos que, con frecuencia, no han encajado en la historia oficial de Catalunya o han sido considerados tibios o incluso malos catalanes.

doria.jpg

Daniel Arasa  y Sergi Doria, durante la presentación

 

Desde el presidente de la Primera República español, Estanislao Figueras -a cargo de Federico Martínez Roda, de la Universidad Católica de Valencia- pasando por Rius y Taulet (Antonio Fernández Luzón).

También los Godó (Màrius Carol) o el enfrentamiento entre Marcel·lí Domingo y Joaquín Bau (Daniel Arasa, buen conocedor del tema), Eugeni d’Ors (Andreu Navarra) o Vicens Vives.

Por su parte, el economista Gabriel Tortella analiza los “catalanes que mandaban en la economía española” -como Joan Sardà o Fabián Estapé-, Sergi Doria analiza el papel de Samaranch y Maragall en la Barcelona olímpica, Javier Paniagua se centra en Ernest Lluch y Sergio Vila-Sanjuán se centra en el malogrado Carlos Ruiz Zafón, el más universal de los escritores barceloneses recientes.

Como dijo el propio Ricardo García Cárcel en la reciente presentación de la obra en la Librería Byron de Barcelona “ha habido nexos constantes con el resto de España”. “Cuando en Madrid dicen ‘los catalanes son …’; yo siempre digo que ‘los nacionalistas catalanes son …’”, añadió./ Una reseña de Xavier Rius.


Publicidad
Publicidad

10 Comentarios

Publicidad
#8 Albert, El masnou, 14/04/2022 - 11:06

Aquesta noticia no hauria d estar a la seccio de cultura. De cultura en te poc, jo la posaria a la seccio de politica. No deixa d, esser un llibre escrit per llepaculs del govern de torn.

#7 Marcial Heredia, en el Circo me colé, 14/04/2022 - 09:48

"Cuando en Madrid dicen ‘los catalanes son …’; yo siempre digo que ‘los nacionalistas catalanes son …" Si señor, esta es la base para entenderlo todo. Y hay que rebelarse contra su voluntad de mantener Cataluña como un solo pueblo del que abomina la mitad. A mi bórrenme, que se han creido. Cataluña siempre ha sido plural.

#6 Ramonet, Tarragona, 13/04/2022 - 22:57

Els catalans "bons" deuen ser aquells que volen una Catalunya sotmesa, no sobirana, expoliada fiscalment, provinciana, sense possibiiitat de votar lliure i democràticament per escollir el seu futur i poder administrar els propis recursos que genera......

#5 Onofre de Dip, Vigo, 13/04/2022 - 20:55

Es un auténtico escándalo que el libro de la doctora Pérez Samper sobre las relaciones entre Cataluña y Portugal durante la Guerra de los Segadores no se haya vuelto a editar desde que Curial lo sacara hace ya treinta años. Y lo mismo ocurre con obras vitales de la historiografía catalana que son casi inencontrables.

#4 Onofre de Dip, Vigo, 13/04/2022 - 20:45

Reglà (don Juan, para sus alumnos) fue profesor de mi madre en la Universidad de Valencia, de lo que ella siempre se ha sentido orgullosa. De hecho, en mi casa aún se venera su nombre. Él, junto a Miquel Tarradell y Giralt Raventós aportó un aire nuevo del que la universidad valenciana estaba muy necesitada en aquellos años sesenta.